Home » bares copas sevilla » Jägermeister, el chupito de los cazadores

Jägermeister, el chupito de los cazadores

Seguro que alguna vez has brindado con tus amigos con un chupito de Jägermeister en los bares de copas en Sevilla. En este post te contamos la interesante historia de este famoso licor.

Hay una bebida que se ha hecho muy popular en los últimos tiempos por los bares de copas en Sevilla, debido a su sabor dulce, que hace que se beba fácilmente, y después de dos o tres chupitos ya no hay vuelta atrás. Tiene un 35% de alcohol y se suele tomar muy frío. En esta época en la que ya comienza a refrescar y el invierno está a la vuelta de la esquina, un chupito de este licor puede convertirse en la bebida perfecta para entrar en calor, eso sí, no te pases y bebe con moderación, porque sino podrás resultar perjudicado. Hablamos del Jägermaister, una bebida que se ha puesto de moda en los bares de copas en Sevilla, pero que tiene mucha historia detrás.

Jäguermaister o “maestro cazador” en castellano, es un licor aleman, normalmente servido en vaso de chupito, con un pasado que se remonta a 1934, mismo año en el que se acuñó el término Jäguermeister en la Ley de Caza aprobada por los nazis para designar a los guardabosques y altos oficiales de la Administración pública alemana encargados de asuntos de caza.

La historia cuenta que Curst Mast, un gran aficionado a la caza, inventó esta bebida para hacer más llevaderas las frías noches de caza por los bosques alemanes. La comercialización del licor comenzó en 1935 como remedio para la tos y los problemas digestivos. La bebida está compuesta por nada más y nada menos que 56 tipos de hierbas, entre ellas botánicos como camomila, cilantro, lavanda, naranja o nuez moscada hasta especies más exóticas como granos del paraíso, pimienta de Java, malvavisco o milenrama. Pero esta receta tiene aspectos tan secretos como la mismísima receta de la Coca-Cola, es un misterio. ¿Aún no has probado el Jäguermeister? pruéba esta histórica bebida en los bares de copas en Sevilla, siempre con moderación.

Se cuenta que entre los consumidores del Jäguermeister estaban las tropas nazis en la Segunda Guerra Mundial. El que popularizó la bebida entre los altos mandos del ejército fue Herman Goring, lugarteniente de Hitler. Se usó como analgésico y también sirvió como desinfectante gracias a su alto grado de contenido alcohólico. Ya tienes una nueva historia que contarle a tus amigos cuando salgas por los bares de copas en Sevilla y os pidáis un chupito de Jäguermeister.

Otro detalle interesante de esta bebida se encuentra en el logotipo, que es un dibujo de un ciervo con una cruz entre sus cuernos. Se trata de un homenaje a “San Huberto” y “San Eustaquio”, patrones de la caza. A pesar de que en España se ha puesto muy de moda, en Alemania no es un licor tan valorado y los alemanes lo conocen como “leberkleister”, que significa literalmente “pegamento para el hígado”.

¿Te animas a brindar con el chupito de los cazadores cuando salgas por los bares de copas en Sevilla? ¡Te esperamos en Zaratustra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>